Mensajes del sistema


En esta página puedes...

RRecurso

DESNUDANDO A LA MÁS GRANDE ARMA DE DESTRUCCIÓN MASIVA

Recurso

Recurso publicado por: Corporación Social Kwel

Creado en: 23/10/2012

Descripción del recurso

No hace falta encender la televisión o escuchar la radio para saber que la sociedad en la actualidad está sumergida en el caos. La pérdida de valores que se reflejan incluso en la mirada esquiva entre vecinos para evitar darse un incómodo saludo, traduce el egoísmo que ha ganado tanto terreno y está ganando la batalla contra la naturaleza humanaque nos hace seres sociales.
Con suma preocupación noto, cada vez más, que cada persona o grupo familiar constituye una isla que dista mucho de querer convertirse en continente. Los afanes personales y el ritmo acelerado que nos ha impuesto el desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación y los modelos de vida importados, han ocasionado un gran impacto que deja como resultado una brecha que cada vez es más grande entre quienes gozamos de tener satisfechas nuestras necesidades básicas y quienes pocas o ninguna opción les queda para sobrevivir y sólo pueden contemplar con resignación el alzamiento de la más grande y mortífera arma de destrucción masiva: LA INDIFERENCIA.

El llamado que hago hoy es que hagamos el ejercicio diario, aunque sea por unos pocos minutos, de pensar en el otro, de ponernos en sus zapatos. No es necesario ser poseedor de una fortuna y repartirla entre los necesitados. Es necesario el compromiso personal en realizar acciones "pequeñas" pero significativas, que sumadas entre todos, puedan cambiar al mundo y convertirlo en un solo continente. La cortesía debe dejar de ser una materia olvidada y ser practicada para conocer las bondades y positivos efectos que tiene, incluso, para contrarrestar las depresiones y tener más y mejores amistades.

Sólo entendiendo a la cooperación como el ejercicio de dar de sí lo que se tiene (más allá del dinero) para beneficiar y cambiarle la vida a otros, podremos pensar en una sociedad equitativa y tener la esperanza de ver algún día en los noticieros y leer en los diarios sólo noticias que hablen del fortalecimiento de las comunidades y la constitución de la cultura de la cooperación como el estilo de vida revolucionario que acabó, más que con el hambre, la pobreza y la desigualdad, con la indiferencia y el egoísmo que nos había robado el rótulo de hermanos con el que nacimos y nos desarrollamos en este mundo.

¡Por esta razón en Kwel, sembramos la cooperación!

Juan David Zapata
Director Ejecutivo