Mensajes del sistema


En esta página puedes...

RRecurso

Elaboración del Libro Blanco de Seguridad Ciudadana – Ayacucho 2021

Recurso

Recurso publicado por: Instituto de Investigación Gubernamental

Creado en: 05/01/2012

Descripción del recurso

El incremento de la inseguridad es uno de los principales problemas que se enfrenta con mayor severidad en América Latina y el Caribe, las cifras de la Organización de los Estados Americanos (OEA) indican el promedio mundial (llegando en algunas zonas a quintuplicarlo). Algunos países de la región ostentan las más altas tasas de homicidio del mundo, a pesar de que América Latina y el caribe concentra solo el 8% de la población mundial y se materializa el 42% de todos los homicidios por arma de fuego y el 66% de los secuestros en el mundo.
Así lo señala un reciente informe del Instituto de Investigación Gubernamental por el Desarrollo Humano y Económico (IDHEA), el cual señala que debido a estos indicadores el tema de la inseguridad se ha convertido en prioritario de la agenda pública por los graves perjuicios que ocasiona sobre la ciudadanía en términos de altos costos sociales, humanos, políticos y económicos.
De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el costo de la violencia y la criminalidad para la sociedad peruana bordea el 5,1% del producto bruto interno (PBI), cifra que equivale a S/. 22.165 millones en función del valor nominal del PBI de 2010, y representa el 93% del presupuesto recientemente aprobado para 2012 en materia de salud y educación; según estimados del BID, el 14% del PBI de la región se pierde por la violencia, casi tres veces más que en los países desarrollados, donde las pérdidas por violencia son menores al 5%; de este modo, la violencia acarrea altos costos para el conjunto de la sociedad, en términos de los sistemas de salud, seguridad y justicia.
IDHEA sostuvo que tales costos están vinculados con el incremento progresivo del gasto público, que permite fortalecer el sistema judicial, policial y municipal para luchar frontalmente contra las diversas formas de delincuencia, incurriendo así en una desviación de recursos que pudieron haberse invertido en temas más prioritarios como los de índole social o los vinculados al capital humano (nutrición, salud, educación y deporte).
Por otro lado, las empresas y los hogares deben desembolsar recursos adicionales para prevenir pérdidas patrimoniales ante un eventual hecho delictivo. En los últimos años la inversión destinada a seguridad privada se fue democratizando, es decir, todos los estratos sociales debieron gastar parte de su presupuesto para proveerse de medidas adicionales de seguridad, sin dejar de mencionar los altos costos en que incurre el sistema de salud, el cual debe atender a las víctimas del delito y la violencia.
Así como crece los niveles de criminalidad en la región, también lo hace la industria de la seguridad privada generando enormes ganancias que se incrementan exponencialmente.
Según estimaciones extraídas del Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad, cuatro millones de personas son contratadas por la industria de la seguridad privada en la región, cuyo valor monetario bordearía los US$ 6.500 millones anuales; mientras que un reciente estudio de IDHEA, revela que la quinta parte de las empresas ubicadas en Ayacucho, Lima, Arequipa, Trujillo, Iquitos y Huancayo destinan más del 5% de presupuesto a gastos en seguridad, más aun, que la inefectividad de las instituciones, en relación con la lucha contra la delincuencia común y el crimen organizado, acarrea otros costos potenciales (indirectos), que mellan nuestros indicadores de competitividad (según el Foro Económico Mundial, el Perú se ubica en la posición 119 a nivel mundial de los costos del crimen y la violencia para los negocios), ahuyenta la inversión privada y retrae el gasto de consumo de los hogares perjudicando seriamente el desarrollo del país y nuestra región.
El concepto de la seguridad ciudadana ha evolucionado a los largo de las últimas dos décadas, pues mucho tiempo se le consideraba como una responsabilidad del Estado para proteger al país y al ciudadano de amenazas internas, enfocándose en el mantenimiento del orden público bajo una concepción represiva por parte de la policía nacional; este concepto de seguridad ciudadana fue remplazado a inicios de los años 90 e implica la protección los derechos ciudadanos más allá del establecimiento del orden, involucrando no solo a los organismos habituales (policía y sistema de justicia) en la lucha y prevención contra el crimen organizado, sino que amplía el horizonte de acción a otros organismos como las municipalidades y la ciudadanía en general.
En ese sentido, el problema de la inseguridad ciudadana en nuestra región ha alcanzado extensiones y dimensiones alarmantes, al punto que es el tema que las encuestas ubican como el de mayor preocupación por parte de la población antecediendo al problema de desempleo.
La sobrepoblación en el penal de Ayacucho alcanza los 1.239 internos, cuando la capacidad máxima de albergue es de 600, una de las mayores tasas de sobrepoblación carcelaria en el País y América Latina, junto a Bolivia y Brasil; de continuar con esta tendencia, la población penitenciaria podría duplicarse en menos de una década.
Jóvenes con conductas divergentes; (pandillas juveniles y/o asóciales o desviados sociales), actualmente según IDHEA, se tiene identificado a más de 57 pandillas organizadas y más de un centenar sin organización en la ciudad y en incremento, quienes son autores de diversos actos delictuosos que nada hace extrañar a las pandillas de ciudades como Lima o el Callao y/o a los maras salvatruchas o los MS-18 de Centroamérica o los Latinkis de España. .
Crimen Organizado y delincuencia común; organizaciones delictivas o bandas, con peligrosidad indescriptible, generadores del caos, terror y pánico; en las carreteras, comunidades campesinas, en el "Centro Histórico de Huamanga"; según el latinobarómetro y Eurobarómetro, no solamente, se ha incrementado; sino, que de manera pública han tomado el Centro Histórico. El accionar delictivo no respeta grado, edad ni condición social, son despojados de manera violenta de su propiedad; los Mercados, Terminales Terrestres, son un festín para los delincuentes
Micro comercialización de estupefacientes; Este es uno de los problemas que mayor costo social trae al país, genera un caos superior a la vivida en el Terrorismo, son sustancias psicotrópicas y alucinógenas, que generan adicción en el consumidor, según DEVIDA en las instituciones educativas de nivel secundario su consumo se ha incrementado hasta un 250%, recientes informes de IDHEA señalan por los menos 70 puntos; donde se micro comercializa estupefacientes, cocaína, marihuana, terokal, peyote y éxtasis.
Bares, cantinas, night club; giros de negocio, que funcionan en nuestra ciudad; SIN AUTORIZACIÓN MUNICIPAL, SIN INSPECCIÓN TÉCNICA DE SEGURIDAD EN DEFENSA CIVIL, SIN CERTIFICADO DE HABITABILIDAD DE USO (…), regentados por funcionarios públicos, quienes ante la necesidad de trabajo "captan a jóvenes", las prostituyen; sus infraestructuras son precarias, muchos de ellos de quincha, puntos de micro comercialización de estupefacientes, están instalados a unos metros de Instituciones Educativas, va en aumento.
Trata de menores para su prostitución clandestina; irónicamente donde se comercializa el oficio más antiguo, no es ironía; se encuentra institucionalizada, como cualquier otro deporte, en el perímetro de la institución rectora del deporte "IPD", todos los bares, cantinas y chinganas; expenden alcohol, sexo y droga; siendo los distritos del VRAE, con índices alarmantes.
La inseguridad ciudadana ensancha sus brechas, para enfrentarlos se debe elaborar el Plan Estratégico de Seguridad, por marketing se debería auto denominar el LIBRO BLANCO DE SEGURIDAD CIUDADANA – AYACUCHO 2021, instrumentos que debe contener por lo menos 10 objetivos estratégicos de políticas públicas para la promoción de la prevención.

Cómo conseguirlo

SOCIAL Y POLITICO

Detalles

Tipo de recurso
Publicación
Costo
Gratuito
Palabras clave

Mapa

Te inspiramos para que transformes tus ideas en acción